Al descomponer y dar más de una función o descripción a una ‘’creación’’, cuestionar y jugar con la posición definitiva de cualquier construcción o disfunción.

La creación como parte íntegra del trabajo para resaltar desigualdades y despotismos o celebrar el desarrollo del mismo en su máxima expresión.

Con esta recomposición de elementos cuestionar el sistema actual de valorización individual y colectivo.